Descubre si eres un vendedor crack o un vendedor mediocre

El otro día leí una frase que me hizo pensar y reir (por no llorar) al mismo tiempo.

Decía algo así: “El verdadero vendedor sabe de su profesión cuando después de haber estudiado 5 años trabaja otros 5 para olvidar lo aprendido”.

¿Esto es lo primera cosa que se le ha ocurrido a un buen vendedor o tiene algún fundamento?…En mi caso, mente inquieta y curiosa a la vez que racional y científica, no pude menos que investigar un poco sobre el tema. Curiosamente la conclusión fue aplastante….y el buen vendedor tenía razón. Olvida lo aprendido a nivel técnico/intelectual porque la verdadera diferencia entre un vendedor crack o uno mediocre reside en su inteligencia emocional… ¿En serio? ¿Y este mundo laboral en el que vivimos quién se lo ha inventado? A estas alturas me tengo que creer que nos formamos en cosas que no van a ser la diferencia entre ser un crack o un mediocre….pues vaya chasco!

La ciencia ha demostrado sobradamente que para realizar cualquier tipo de tarea el 66% depende de nuestra inteligencia emocional (comunicación,  empatía, liderazgo, motivación, gestión del estado de ánimo, gestión del resultado,..) y tan solo el 34% depende de nuestras aptitudes técnico/intelectuales (estudios, idiomas, masters, experiencia,…).

La verdad es que si lo piensas bien de ¿qué depende tener éxito en un proceso de venta? o ¿cómo se vende más?. Si está demostrado que la gente no compra productos sino experiencias/personas, ¿para qué me sirven tantos conocimientos?, es más y si el tiempo que he tardado en adquirir eso conocimientos lo hubiese “invertido” en formarme como “persona”, ¿qué resultados tendría ahora?.

Pues no pienses más porque la solución te la voy a poner en bandeja. Escucha atento…las personas más ricas del planeta no tienen estudios.

Esas personas se dieron cuenta antes que los demás que la verdadera diferencia entre ser un crack o un mediocre desarrollando su profesión dependía de estudiar las “actitudes” de personas con éxito y copiarles a su modo. Desarrollar esas nuevas habilidades y personalizarlas a su manera.

La verdad es que nos estamos continuamente vendiendo y nadie nos ha enseñado a comunicarnos mejor…nos pasamos el día conversando con personas y nadie nos ha enseñado a empatizar….nos pasamos el día en sitios y con personas diferentes y  nadie nos ha enseñado a gestionar nuestro estado de ánimo….nos pasamos el día escuchando “noes” o “sies” y nadie nos ha enseñado a automotivarnos….

En este punto la  mayoría de la gente, en formaciones o sesiones individuales, me dice que esto suena muy bonito; pero que si no hemos nacido con esas habilidades difícilmente las vamos a aprender/desarrollar a estas alturas.

¿Queréis escuchar la mejor noticia de todas? Todas estas habilidades se pueden aprender y desarrollar exactamente igual que cuando intentamos hacer algo nuevo (esquiar, escalada,..). El primer día es un reto, el segundo es una experiencia y el tercero se convierte en un trámite porque ya eres un experto. Se trata de mejorar tus habilidades profesionales y vender más.

Recent Posts

Leave a Comment

12 + 3 =